DEPORTE Y TRADICIÓN EN ESTE ENERO 2019

Después de unas Navidades en las que sin querer todos cometimos algún exceso con la comida…¡Nada mejor que una tarde de escalada y patinaje para ponernos en forma!. Las temidas lluvias que podían arruinar el evento daban paso a un fantástico sol que nos animaba a celebrar nuestro domingo de aventura en el Dock 39. ¿Quién nos iba a decir que ese mismo sol dejaría la pista de hielo en condiciones no aptas para su uso y que a las 15:00 nos cancelarían la actividad?. Tras el caos inicial, la escalada se pudo desarrollar con total normalidad. Niñ@s y mayores disfrutaron al máximo. Retos conseguidos, ascensos fallidos y sobre todo las risas predominaron toda la tarde. Quedó patente la buena forma de nuestros pequeñ@s. Las agujetas del día siguiente de más de un adulto delató a los mayores. Queremos agradeceros a todos la comprensión y buen ambiente que hubo a pesar del imprevisto.

El sábado 26 de enero un grupo de casi 70 personas partió rumbo a los Pirineos, para pasar tres días de convivencia en la nieve. Contra todo pronóstico, la nieve caída en los últimos días, permitiría abrir gran número de pistas. El domingo y el martes la gran calidad de la nieve hizo posible disfrutar al máximo del esquí. Para muchos eran sus primeros pasos con los esquís o con el snowboard. Es de destacar el gran compañerismo de estos días, todos, grandes y pequeños, se ayudan mutuamente formando una gran familia. El lunes se vieron sorprendidos por una increíble nevada que impidió el acceso a las pistas. Esto no impidió que continuase la diversión. Tras una gran batalla de bolas de nieve matinal, la organización sorprendió con nuevas actividades con trineos y palas y por la tarde fueron todos a patinar sobre hielo.  No podemos tener mayor recompensa que ver que cada año os sumáis más a esta actividad, entre todos habéis conseguido que se convierta en nuestra actividad estrella.

Y mientras algunos disfrutaban de la nieve, en Zaragoza, varios miembros de la Ampa y padres colaboradores, acudían al colegio el 28 de enero, para endulzar un poco a nuestros niñ@s con un delicioso trozo de roscón y varias onzas de chocolate. ¡Y es que es bonito mantener  las tradiciones! San Valero lleva la alegría a nuestros  hij@s rompiendo su rutina.  Todos los alumnos del centro, desde los más pequeños hasta los más mayores probaron una de las casi 1300 raciones que repartimos. Muchísimas gracias a todos los que habéis hecho esto posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *